Olvidé mi contraseña
Registrate
Religión

San Agustín, el pecador que se transformó en santo

Cada 28 de agosto se celebra su festividad.

San Agustín fue un pecador que llegó a santo. “Tarde te amé, Oh Belleza siempre antigua, siempre nueva. Tarde te amé”, escribió en sus Confesiones diez años después de su conversión y a ocho de haberse transformado en cura. Millones de personas aprendieron leyendo su biografía a acercar sus corazones al corazón de Dios, el único lugar en donde encontrar la verdadera felicidad.

En su adolescencia, inició una relación con una joven con quien vivió fuera del matrimonio durante aproximadamente catorce años. Y hasta los 28 años perteneció a la secta herética de los Maniqueos, quienes creían en un Dios del bien y en un Dios del mal. Pero gracias a la intercesión de su madre Santa Mónica, leyó la historia de la conversión de un gran orador pagano, además de leer las epístolas de San Pablo, lo cual tuvo un gran efecto en el para orientar su corazón hacia la verdad de la fe Católica. Cierto día, leyó las palabras de la carta de San Pablo a los Romanos capítulo 13:13-14: “nada de comilonas y borracheras; nada de lujurias y desenfrenos… revestíos más bien del Señor Jesucristo y no os preocupéis de la carne para satisfacer sus concupiscencias.” Este acontecimiento marcó su vida.

COMENTA LA NOTA

Otras Notas

Religión

Santa Rosa de Lima, hacedora de milagros

Fue beatificada y canonizada por el Papa Clemente X

Religión

¡Hoy es la coronación de María como reina de todo lo creado!

Con este acto, cada 22 de agosto, se busca exaltar la grandeza de Nuestra Señora.

Religión

Mañana se celebra el día de Santa Elena, un alma bondadosa y caritativa

Su hijo, el emperador Constantino, decretó la libre práctica de la religión católica

Religión

San Roque, el hijo de millonarios que donó su fortuna a los humildes

Sincretiza con Inle, a quien se le pide para curar dolencias

Religión

Nuestra Señora de los Ángeles, la protectora de los religiosos

Es la patrona de Costa Rica y se le pide por paz, amor y prosperidad