Olvidé mi contraseña
Registrate
Religión

La Virgen de Lourdes, patrona de los enfermos

Fue descubierta por una niña pobre y analfabeta

El 11 de febrero de 1858, en un pueblo de Francia, una niña llamada Bernardette Soubirous, que había salido a recoger leña en un bosque cercano a su casa, descubrió al pasar por una gruta natural la figura de una preciosa joven vestida con una túnica blanca, ceñida por una banda azul y un rosario colgado del brazo. La niña se alejó de sus amigas que la acompañaban y se puso a rezar junto a la imagen. En los meses siguientes esta figura, la Virgen de Lourdes, continuó apareciendo ante los ojos de la niña. Pero como esta Virgen no era visible para las miles de personas que se acercaban al lugar, pronto las autoridades empezaron a dudar del relato de la niño y hasta llegaron a burlarse de ella. Pese a las humillaciones sufridas, la niña Bernardette mantuvo su fe intacta y transmitió el pedido que le hiciera la Virgen: construir una capilla sobre la gruta. La última aparición de la Virgen fue en día 16 de julio. Años más tarde, a la edad de veintidós, Bernardette ingresó a la orden religiosa de las hermanas enfermeras, donde permaneció hasta su muerte, a los treinta y cuatro años. Es por todo esto que cada 11 de febrero se celebra el día de la Virgen de Lourdes.

Para conmemorar este día, se puede rezar la oración de consagración a la Virgen:

Santa María, Madre de Dios, Virgen Inmaculada, Vos habéis aparecido dieciocho veces a Bernardita en la gruta de Lourdes, para recordar a los cristianos las maravillas y las exigencias del Evangelio, invitándoles a la oración, a la penitencia, a la eucaristía y a la vida en la Iglesia.

Para mejor responder a vuestra llamada, yo me consagro por vuestras manos a vuestro hijo Jesús…

Hacedme dócil al espíritu; y por el fervor de mi fe, por la manifestación de mi vida, por mi dedicación al servicio de los enfermos, haz que yo trabaje con Vos en confortar a los que sufren, en reconocimiento a los hombres, en trabajar por la unidad de la Iglesia y por la paz del mundo. 

Con toda confianza, oh Señora mía, yo os dirijo esta plegaria y os pido que la acojáis y la atendáis. Amén.

Nuestra Señora de Lourdes, rogad por nosotros.

Santa Bernardita, rogad por nosotros.

COMENTA LA NOTA

Otras Notas

Religión

El Divino Niño y su mágica historia

Fue descubierta por un sacerdote que ya la había contemplado en una visión mística

Religión

La Virgen de la Candelaria, la dueña de los cementerios

Sincretiza con Oya y también es considerada la dueña de los temporadas

Religión

La especial celebración del día de San Geminiano

Conoce a este santo que salvó de la invasión a la ciudad de Módena

Religión

El día de Santo Tomás de Aquino, un enviado de Dios

Descubre al filósofo que mejor supo interpretar las Sagradas Escrituras

Religión

Santa Paula, patrona de las viudas

Hoy se celebra el día de esta santa a la que podrás conocer leyendo esta nota