Olvidé mi contraseña
Registrate
Religión

San Salvador de Horta, patrono de los aprendices de zapateros

Es considerado uno de los grandes realizadores de milagros del siglo XVI

El 18 de marzo se celebra el día de San Salvador de Horta, patrono de los aprendices de zapateros. Nació en el seno de una familia pobre en Santa Colomba de Farnés, a fines del año 1520, y permaneció en la pobreza durante el resto de su vida. De joven viajó a Barcelona en busca de trabajo y aprendió el oficio de zapatero. Luego pudo seguir su vocación religiosa en la abadía de Montserrat, pero pronto regresó a Barcelona y tomó el hábito franciscano. Fue una figura singular, ya que siempre fue muy humilde y casi analfabeto y era despreciado y perseguido antes de ser reconocido como el «gran taumaturgo del siglo XVI».

En el convento empezó a provocar milagros cada vez más numerosos y llamativos. Se acercó pronto una multitud de necesitados, enfermos, atribulados, entre los cuales se multiplicaron los episodios prodigiosos. Para sustraerlo a la curiosidad popular, Salvador fue trasladado de convento en convento. Siempre se mantuvo sereno en su larga y humillante peregrinación, contento con su trabajo y su ferviente oración.

Murió a los 47 años y su sepulcro se hizo famoso por sus milagros. La santidad que no fueron capaces de reconocer sus hermanos, fue siempre reconocida por el pueblo de Dios en todos los lugares a donde fue enviado. Su cuerpo se venera en la iglesia de Santa Rosalía.

COMENTA LA NOTA

Otras Notas

Religión

El día de San Patricio, el santoral más festejado en el mundo

En México también se celebra al Batallón de San Patricio

Religión

Santa Luisa, quien entregó su vida a los más humildes

Al enviudar, dedicó su vida totalmente a Dios

Religión

San Pablo Aureliano de Lyon, gran instructor de fe

El Señor le otorgó el don de la profecía

Religión

San Juan de Dios, patrono de los enfermos

También protege a quienes trabajan en los hospitales

Religión

San Juan José de la Cruz, el “padre de los cien remiendos”

Desde joven amó el retiro, el silencio y la oración