Olvidé mi contraseña
Registrate
Esoterismo

Los gatos negros y la buena suerte

En este día internacional del gato, entérate de cómo han sido tratados los gatos negros a lo largo de la historia.

Luego de ser adorados como verdaderas veleidades en el Antiguo Egipto, los gatos negros pasaron mucho tiempo sufriendo la persecución y siendo víctimas de rituales espantosos. En Europa, por ejemplo, en las fiestas de pascua y de cuaresma se practicaban sacrificios rituales con gatos negros. En París, en el siglo XIV se realizaban festivales en el que se encendían hogueras alimentadas de jaulas llenas de gatos. Y en siguiente siglo se creía que para curar las brujerías se debía quemar el corazón de un gato negro y dárselo a un niño durante siete días a la hora de dormir.

Pero con el paso del tiempo, estos rituales macabros dejaron de practicarse y el temor dio paso a la aceptación. Y los gatos negros se convirtieron en símbolo de buena suerte. En el norte de Europa, las esposas de los marineros tenían gatos negros, pues creían que esto protegería a sus hombres de los peligros del mar. Hoy son considerados un agente transmisor de la buena suerte, al punto que muchos equipos deportivos adoptan a los gatos negros como mascotas para facilitar sus triunfos. Y los gatos negros recuperaron el sitial de importancia que tuvieron muchos siglos atrás.

COMENTA LA NOTA

Otras Notas

Esoterismo

El elefante, un símbolo para atraer la abundancia al hogar

En muchas culturas es sinónimo de buena suerte

Esoterismo

Un amuleto antiquísimo y efectivo: la Herradura de caballos.

Su utilidad original es la de proteger los cascos de los equinos

Esoterismo

San Cayetano, patrono del pan y del trabajo

En su día realiza el siguiente ritual para encontrar trabajo.

Esoterismo

Santa Marta, la metresa dominadora de corazones

La llaman “La Culebra” y atrae el amor

Esoterismo

Turmalina negra: una piedra con propiedades mágicas

Funciona como un escudo protector contra las energías negativas

Esoterismo

Las bondades esotéricas de la herradura de caballo

Desde la antigüedad ahuyenta a los demonios y trae buena suerte