Olvidé mi contraseña
Registrate
Religión

Niño de Atocha, el infante que concede milagros

Su figura es muy venerada, junto a la de su madre, desde el siglo XII

Una de las primeras celebraciones religiosas del año está protagonizada por un niño  hacedor de milagros: se trata del Santo Niño de Atocha, una advocación del niño Jesús cuya, a quien se lo recuerda, en diferentes países del mundo, cada 13 de enero.

Es hijo de Nuestra Señora de Atocha, quien también se destaca por la realización de diferentes tipos de milagros. La devoción por ambos comenzó en el siglo XII en la zona de Antioch, y San Lucas el Evangelista fue el encargado de esculpir la primera imagen de la madre y el niño. En el año 1162 se erigió una preciosa estatua medieval en la Iglesia de Santa Leocadia en Toledo. En 1523, Carlos V de España pagó un enorme templo y ubicó la estatua bajo el cuidado de los Dominicanos. La imagen del Santo Niño era desmontable, y las familias devotas tomaban prestada la imagen del niño cuando una mujer estaba a punto de dar a luz a su bebé.  El Niño es representado con un largo vestido con una capa con un ancho cuello de encaje y puños con volados. En su capa está la imagen tradicional de un peregrino, una concha de berberecho, y él sostiene una pequeña canasta con su mano izquierda, y una vasija de agua está sostenida por un bastón que tiene en su mano derecha. El pequeño santo niño usa sandalias abrochadas con hebillas de plata, y un sombrero grande y flexible con una pluma. 

Una de las oraciones para pedir ayuda al Niño de Atocha es la siguiente: 

Clemente y bondadoso Infante de Atocha,

acudo ante ti para decirte lo mucho que te amo y necesito,

quiero que vuelvas tus ojos misericordiosos hacia mí

y veas la desesperación y aflicción que me embarga,

yo he hecho todo lo que está a mi alcance

pero mis problemas son graves y no he encontrado solución.

Tú que eres tan milagroso no te apartes de mi:

te pido ardientemente me envíes tu asistencia,

te pido urgente consuelo y ayuda

Seguir leyendo

Sapientísimo y Santo Niño de Atocha,

protector de todos los hombres,

amparo de los desvalidos,

sanador divino de cualquier enfermedad.

 

Poderosísimo Santo Niño:

te saludo, te alabo en este día

y te ofrezco estos rezos:

(tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias),

 

COMENTA LA NOTA

Otras Notas

Religión

La historia de San Higinio, el Papa griego

Enfrentó a los herejes y su nombre significa “salud”

Religión

Nuestra Señora de Belén, la más antigua advocación de la Virgen

Tiene su origen desde el mismo nacimiento de Jesús.

Religión

Este mes se celebra la festividad de Nuestra Señora de Altagracia

Descubre la importancia de la patrona del pueblo dominicano y los detalles de su festividad

Religión

Los Reyes Magos y la Epifanía del Señor

La importancia de los hombres que encontraron al nuevo Mesías

Religión

El Buda de la Esperanza, un símbolo de alegría y felicidad

Descubre los beneficios de tener la figura del Buda sonriente en tu hogar.

Religión

El origen del Día de los Santos Inocentes

En los países hispanos la fecha no es propiamente religiosa, sino una oportunidad para las bromas entre familias, vecinos.